¿Qué puede hacer un profesional o empresario en régimen de autónomos para protegerse?

Las prestaciones de la Seguridad Social para profesionales que están inscritos en el Régimen Especial de Autónomos son reducidas si las comparamos con las de aquellos trabajadores que pertenecen al Régimen General.

En la actualidad, y desde siempre, la situación laboral de las personas inscritas en el Régimen Especial de los Trabajadores Autónomos (RETA) es inferior a la de los trabajadores por cuenta ajena. A causa de esta inferioridad de condiciones laborales, algunas entidades aseguradoras han diseñado una modalidad de seguro multirriesgo y, de este modo, dar cobertura a las carencias de prestación que presentan este tipo de trabajadores. Entre ellas, se puede citar las siguientes:

a)      Prestación económica en caso de Enfermedad y Accidente. La prestación consiste en el pago de un subsidio diario en caso de que el trabajador se encuentre incapacitado para el ejercicio de su actividad laboral o profesional. Algunas entidades ofrecen prestación desde el primer día de baja.

b)      Seguro de Hospitalización. Se garantiza el pago de un subsidio diario, hasta un determinado número de días, cuando el trabajador se encuentre hospitalizado en cualquier centro sanitario.

c)      Seguro de Intervención Quirúrgica. La prestación consiste en el percibo de una indemnización única, y cuya cuantía varía según el nivel de cobertura contratado y el tipo de intervención.

d)      UCI. Durante un número determinado de días, se garantiza el pago de un subsidio diario si se requiere ser internado en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Se puede, en algunos casos, ofrecer la posibilidad de que la prestación sea progresiva; esto es, que la cuantía de la prestación aumente a medida que se prolonga el período de baja laboral.

Además, algunas entidades, añaden a las anteriores otras modalidades de seguro que, según la entidad, se pueden contratar por separado o como un paquete. Estas modalidades, que ayudan a complementar los riesgos que un trabajador por cuenta propia debería tener cubiertos, son:

✓  Seguro de Invalidez. Se indemniza al asegurado con una cuantía única en caso de que se vea afectado por una situación de invalidez permanente, ya sea parcial o total.

✓  Seguro de Asistencia Sanitaria. Se da la posibilidad de que el trabajador contrate un seguro de asistencia sanitaria, con libre elección del facultativo o de acudir al especialista incluido dentro del cuadro médico ofertado por la entidad. Este seguro puede ampliarse a todos los miembros de la unidad familiar.

✓  Seguro de Vida. Se garantiza el pago de un capital, pagadero a los beneficiarios que el trabajador designe, en caso de fallecimiento del titular del seguro.

✓  Seguro de Ahorro. Se puede incluir la contratación de un plan de pensiones o de un plan de jubilación, tratando de obtener las mejores ventajas fiscales, según cada asegurado.

✓  Otros. Entre estos, se pueden incluir los “ganchos” que ofrece cada entidad, entre los que podemos destacar los gastos en concepto de honorarios médicos, medicinas, hospitalización y alimentación en caso de ser intervenido en una cirugía estética reparadora, o bien, gastos de adaptación de vivienda, despacho y/o automóvil a partir de las lesiones sufridas a consecuencia de accidente.

Las ventajas que publicitan estas entidades para hacer atractivo el producto que ofrecen se resumen en que:

a)   Se trata de un aseguramiento integral de todo lo que necesita un trabajador autónomo, por lo que podemos estar tranquilos de que no hay “olvidos”.

b)   Se puede lograr un ahorro de las cuotas de la Seguridad Social, pues podemos cotizar por una base menor, al tener el complemento del seguro.

c)   Se pueden conseguir ventajas fiscales, obteniendo la mejor combinación de todas los beneficios de cada una de las coberturas, y siempre adaptado a las características personales del asegurado.

Contribuimos-en-el-exito