¿Me conviene hacerlo en 2014? o el 2015?

BLOQUE 1: IRPF

1.VENTA DE ELEMENTOS PATRIMONIALES (INMUEBLES, ACCIONES, OTROS)

A partir del 1 de enero de 2015 se eliminan los coeficientes de corrección monetaria para la venta de inmuebles, los cuales aumentaban el coste de adquisición y por tanto reducían la ganancia tributable. Además, si los elementos (cualquier) fueron adquiridos antes de 1994 seguimos disfrutando de los coeficientes de abatimiento, los cuales dejan exento una parte de la ganancia, pero sólo por las ganancias derivadas de las primeras transmisiones, hasta 400.000 euros acumulados, quedando al 100% de tributación las ganancias derivadas de las transmisiones que exceden de ese límite.
Por otra parte, los tipos impositivos para este tipo de ganancias serán más reducidos. Habrá que calcular la cuota en el caso de que la transmisión se efectúe en el 2014 y en el caso de que se efectúe el 2015 para saber qué sale más a cuenta.

2.COBRAR DIVIDENDO

A partir del 1 de enero de 2015 se suprime la exención sobre los dividendos percibidos por personas físicas de los primeros 1.500 euros. Se atenderá la distribución de dividendos a 1.500 euros por socio y el exceso distribuirlo en ejercicios posteriores debido a la bajada de tipos.

3.ALQUILER VIVIENDA HABITUAL (ARRENDATARIO)

Actualmente (hasta 2014) existe una deducción del 10,05% sobre el alquiler pagado por el contribuyente (con ingresos inferiores a 24.000 euros). Esta desaparece a partir del 1 de enero de 2015, pero se sigue aplicando para aquellos contratos de alquiler formalizados antes del 31 de diciembre de 2014.

4.APORTACIONES Y RESCATES PLANES DE PENSIONES

Aportaciones: se rebaja el importe máximo de la aportación a 8.000 euros (hasta 2014 es de 10.000 euros en general y de 12.500 para mayores de 50 años). Por lo tanto, saldrá más a cuenta hacer aportaciones en la cuantía máxima para beneficiarse de una reducción mayor en los ejercicios siguientes.

Rescates: en general saldrá más a cuenta rescatarlos a partir de 2015 debido a la bajada de tipos impositivos.

5. CALIFICACIÓN RETRIBUCIONES SOCIO-ADMINISTRADOR

  • ACTIVIDAD NO PROFESIONAL: el socio-administrador trabaja en su propia empresa (fontanero en empresa de fontanería, jefe de obra en empresa de reparaciones, …) y todo lo que cobra proviene de estas tareas y así consta en la nómina . También realiza las tareas de administrador, pero de forma gratuita y así consta en los estatutos de la SL, o bien explícitamente o por omisión. En este caso, el administrador tributará en IRPF como Rendimientos de Trabajo, la retención se calculará según el algoritmo habitual, y la sociedad deducirá el gasto como cualquier otro empleado.
  • ACTIVIDAD PROFESIONAL:  también trabaja en su empresa, pero de acuerdo con la Ley 24/2014 en el caso de socios de entidades que realicen actividades profesionales, los rendimientos se calificarán como procedentes de una actividad profesional si el socio está incluido en el régimen especial de trabajadores autónomos (RETA) o en una mutualidad alternativa al mismo. En este caso, el administrador tributará en IRPF como Rendimientos de actividades económicas, la retención será el 19% en 2015 y 18% en 2016 o el caso especial del 15%, y la sociedad deducirá el gasto como “Servicios Profesionales” . Se debería dar de alta en el IAE y emitir facturas (con IVA y retención), no pudiendo recibir una nómina. Además, tendría todas las obligaciones de un profesional, pero estamos a la espera de desarrollo reglamentario.
    ADMINISTRADORES que cobran específicamente para estas funciones: en este caso es Rendimiento del Trabajo para el administrador, debe constar en los estatutos la retribución para que sea deducible para la sociedad, y la retención será del 37% en 2015 y del 35% en 2016. Si los rendimientos proceden de entidades con importe neto de la cifra de negocios menor de 100.000 euros, el porcentaje será del 20% en 2015 y del 19% en 2016. Se establece expresamente la deducibilidad de las retribuciones de los administradores cuando desarrolle funciones de alta dirección y deriven de un contrato laboral.Habrá que analizar la posición y calificación del socio-administrador en la sociedad.

6. ALQUILER DE VIVIENDAS PERSONAS JÓVENES (ARRENDADOR)

A partir del 1 de enero de 2015 se elimina la reducción del 100% sobre los rendimientos de capital inmobiliario que disfrutan los alquileres de viviendas percibidos por el arrendador si el arrendatario es menor de 30 años. Por tanto, habrá que valorar el diferimiento de gastos 2015.

BLOQUE 2: IMPUESTO SOCIEDADES

1. DETERIORO DE INMUEBLES Y OTROS ELEMENTOS DEL ACTIVO

A partir del 1 de enero de 2015 no serán deducibles las pérdidas por deterioros del inmovilizado material, intangible ni de inversiones inmobiliarias (inmuebles, maquinaria, instala • instalaciones, vehículos, mobiliario, etc.). Si se aprecia que en el activo hay elementos patrimoniales con un valor contable superior al de mercado, será necesario dotar al deterioro en el ejercicio 2014. Para una mayor seguridad, es recomendable tener una valoración de un tercero, o en caso de los inmuebles hacer una tasación del mismo. En caso de no dotar al deterioro dentro del 2014, la pérdida latente no se manifestará hasta la transmisión del elemento.

2. VENTA DE INMUEBLES

Así como con IRPF se suprimen los coeficientes de actualización monetaria, en el Impuesto sobre Sociedades también. Por tanto, habrá que valorar si la venta sale más a cuenta hacerla 2014 o en ejercicios posteriores, teniendo en cuenta la convergencia de tipos impositivos (por grandes empresas se reduce, por microempresas que mantienen plantilla aumenta).

3. ACTIVIDAD DE ALQUILER: ¿YA NO HAY LOCAL AFECTO?

A partir del 1 de enero de 2015 ya no será necesario tener un local exclusivamente afecto a la actividad de arrendamiento de inmuebles. Habrá que tener, como mínimo, una persona trabajando a jornada completa y que ésta tenga suficiente trabajo como para desarrollarla durante ésta. Habrá que estar al tanto de la doctrina administrativa que surja en este sentido. La calificación de actividad o no es trascendental para ser o no empresa de reducida dimensión y disfrutar de los incentivos fiscales establecidos por éstas.

4. OPERACIONES VINCULADAS

A partir del 1 de enero de 2015, cambia el perímetro de vinculación, pasando a ser de un 25% de participación (antes un 5%). Habrá que revisar el perímetro de vinculación con los nuevos supuestos.
Se simplifican las obligaciones de documentación para empresas con una facturación inferior a 45 millones de euros. Habrá que estar al acecho del reglamento para ver cómo quedan estas obligaciones.
La retribución percibida por los administradores en el ejercicio de sus funciones deja de ser considerada operación vinculada. Igualmente será necesario que los Estatutos determinen la retribución de estos para que estas sean deducibles.

5. MICROEMPRESAS QUE MANTIENEN LA PLANTILLA

Hasta 31 de diciembre de 2014 las microempresas que mantienen plantilla pueden aplicar el tipo reducido del 20-25%. Las microempresas son consideradas como tal cuando tienen una facturación inferior a 5 millones de euros y tienen una plantilla entre 1 y 25. Podrán aplicar el tipo impositivo reducido si mantienen o aumentan la plantilla media de 2014 respecto a la de 2008 (sin computar los socios autónomos). Valorar la posibilidad de diferir gastos 2015 para este tipo de empresas.

6. INVERSIONES. DEDUCCIONES POR EMPRESAS DE REDUCIDA DIMENSIÓN

Hasta 31 de diciembre de 2014 está la deducción por inversión de beneficios. Esta es de un 10% sobre los beneficios antes de impuestos del ejercicio siempre que la sociedad haga inversiones en elementos nuevos para el importe de los beneficios tanto en el mismo ejercicio como en el siguiente. Habrá que planificar la inversión de la Sociedad de 2014 y de 2015 teniendo en cuenta los beneficios de 2013 y 2014.
Hasta 31 de diciembre de 2014 también está la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios procedentes del inmovilizado. La deducción es de un 12% sobre los beneficios sujetos a la reinversión. Esta se podrá llevar a cabo tanto en los 12 meses anteriores a la fecha de la venta del elemento patrimonial que ha generado los beneficios como en los 36 meses posteriores. Habrá que planificar la inversión en caso de que se hayan obtenido beneficios procedentes del inmovilizado.

Dpto. Fiscal Contable
Quim Carles i Santacana